1. Cómo hacer una maleta de 23 kg - ELEGIR EL MODELO ADECUADO

    Las maletas facturadas que pueden pesar hasta 23 kg suelen tener unas dimensiones de 50 x 80 x 28 cm (largo x ancho x alto), lo que se conoce como el tamaño mediano (M) de una maleta de viaje. Por lo tanto, busca un modelo de buena calidad que se ajuste a estas medidas.

    El material de la maleta puede ser flexible, semirrígido o rígido. El material flexible es más común y recomendado para el equipaje de mano. Las maletas semirrígidas son las más comunes en el mercado, asegurando la impermeabilidad pero dificultando la limpieza. Por último, cuando hablamos de maletas medianas o grandes, aunque son materiales más pesados ​​y menos maleables, los más recomendables son los materiales rígidos que aportan una protección extra a los objetos transportados.

    Maleta Santino

    También debes evaluar la organización de los espacios internos de la maleta. Se recomiendan los compartimentos y divisiones internos ya que facilitan la organización de los artículos y aumentan la practicidad cuando se necesita guardar algo que debe estar a mano (en este caso, en los bolsillos externos).

    Elige modelos de 4 o 5 ruedas con giro de 360º para facilitar el transporte y movimiento de la maleta. Lee más artículos del blog: Maleta eficiente: ¡cómo hacer la tuya!

    2. Cómo empacar una maleta de 23 kg - ¿QUÉ empacar?

    El destino, la duración de la estadía, el clima y el acceso a la lavandería son factores determinantes a la hora de decidir qué empacar. Debes decidir tu ropa en base a tu plan de viaje, pensando en cada actividad y compromiso. Prefiere piezas versátiles que combinen entre sí, formando diferentes looks. Si no usa una pieza en particular en la vida real, es mejor evitar empacarla porque la posibilidad de que se quede en el fondo de la maleta y regrese a casa arrugada es alta.

    Es muy común que te compres ropa nueva durante el viaje, sobre todo para destinos en el extranjero, así que calcula ese espacio en la maleta. ¡Lo ideal es que empaques menos ropa y aproveches para renovar tu guardarropa! Lo mismo se aplica a los productos de belleza e higiene como cremas, perfumes y maquillaje. Incluso si te encantan los perfumes, llévate solo uno. Si vas a comprar uno en el extranjero, no te lleves ninguno.

    De hecho, en los alojamientos se proporcionan elementos básicos de higiene como jabón, champú y acondicionador, por lo que no es necesario que los traigas. Los hoteles de 4 o 5 estrellas ofrecen incluso otros artículos personales como zapatillas o albornoces, por lo que siempre es bueno comprobar qué opciones están incluidas en tu tarifa diaria para no tener que llevar algo que no vayas a utilizar.

    También es importante verificar siempre qué artículos se pueden llevar en el equipaje de mano y cuáles se deben facturar. Consulte con la aerolínea de su vuelo para asegurarse de qué artículos estarán prohibidos y permitidos. Lea más artículos del blog: Consejos infalibles para empacar equipaje de mano.

    3. Cómo hacer una maleta de 23 kg - ELIMINA TODO EL VOLUMEN INNECESARIO

      Cada prenda tiene etiquetas e incluso alarmas antirrobo. Le sugiero que elimine estos elementos para que pueda ahorrar unos gramos en el peso total y evitar posibles problemas con detectores de metales y equipos similares. Antes de quitar la etiqueta, no olvide probarse el artículo para asegurarse de que le quede bien. Las perchas también son innecesarias ya que puedes usarlas en hoteles.

      Los dispositivos electrónicos suelen venir en cajas con manuales. Deja todo en casa. Puede buscar manuales en línea y descargarlos a su teléfono inteligente antes del viaje. Además de ahorrar peso y espacio, estarás caracterizando los dispositivos como usados, evitando un nuevo cobro de impuestos en aduanas y fronteras, por ejemplo.

      4. Cómo hacer una maleta de 23 kg - PESAJE DEL EQUIPAJE

        Para asegurarse de que no haya exceso de equipaje, pese su maleta antes de embarcar. Tanto en casa como en el hotel, puedes utilizar una báscula de baño normal para hacerte una idea del peso de tu equipaje. Como mencionamos antes, lo ideal es que no alcance el peso máximo en el viaje de ida, de lo contrario, no podrás llevar ningún recuerdo del viaje.

        5. Cómo hacer una maleta de 23 kg - LA VUELTA

          No es raro volver con más cosas de las que trajimos y se hace más difícil cerrar la maleta... En ese caso, no queda más que eliminar el exceso.

          Si trajiste tus productos de baño, déjalos atrás. Los paquetes grandes y pesados, incluso con poco contenido, ocupan espacio y pesan mucho. Si la maleta es realmente problemática, tira también el desodorante, el cepillo y la pasta de dientes.

          Si quieres correr el riesgo, intenta que estos artículos desechables sean lo más accesibles posible para que no tengas que hurgar en la maleta para encontrarlos.

          Otro factor que puede añadir peso a la maleta son las “comodidades” del hotel. Resista la tentación de ponerlos en la maleta si el espacio es reducido. ¡El valor de estos artículos seguramente será menor que la tarifa por exceso de equipaje cobrada por la compañía!

          Todavía puede reubicar artículos más pesados ​​en su equipaje de mano, ya que generalmente son más livianos y pueden manejar el volumen. Las bolsas de la tienda también son útiles para llevar esas compras de última hora o artículos más delicados que viajarán contigo. Lea más artículos en el blog: ¿Cómo funciona el sistema de equipaje de un vuelo?

          ¡Ahí tienes! Ahora que ya sabes cómo hacer una maleta de 23 kg, ¡sube a bordo y disfruta del viaje! ¡Ten un buen viaje! ¡Mira nuestros modelos aquí!

          ×